Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
Este artículo es sobre el mundo real.
Este artículo es sobre el capítulo de El Ascenso de Kyoshi. Para el episodio de Avatar: La Leyenda de Aang, vea Trabajo Duro.

"Trabajo Honesto" es el cuarto capítulo de El Ascenso de Kyoshi.

Resumen[]

Cuando Kyoshi estaba trabajando en la cocina de la mansión Avatar, acompañada por Kelsang, ella canta sin querer una canción por la que el Avatar Kuruk era conocido.

Sinopsis[]

Kyoshi y Rangi cruzan la puerta de la mansión Avatar, tomando nota de los sabios y dignatarios de las cuatro naciones. Kyoshi considera que cualquiera de ellos podría ser un maestro de primera orden y se emociona. Ella piensa que cuando la finca está llena de visitantes, el aire se siente lleno de poder.

Mui aparece desde uno de los pasillos laterales y le da a Kyoshi una fuerte palmada en la espalda, reprendiéndola por llevar comida donde los invitados puedan verla en lugar de usar la entrada de servicio. Ella empuja a Kyoshi por los escalones de un túnel y la regaña por estar demasiado al sol, notando que sus pecas se han vuelto más oscuras. Cuando Mui le pregunta por qué no ha estado usando el corrector que le compró, la sirvienta se queja de verse como un "fantasma sin sangre", mientras que la mujer mayor responde que es mejor que verse como si le hubieran rociado las mejillas con semillas de amapola. Kyoshi piensa en su desdén por los valores que las personas mayores tienen en torno al cutis.

Ambas suben otro tramo de escaleras y entran a la cocina. Kyoshi deja el frasco de encurtidos y Rangi le recuerda que tiene deberes con los regalos esa noche y le dice que no pase demasiado tiempo en el lugar, ya que no es una criada de la cocina. Las criadas de la cocina cercanas se ofenden por la declaración de Rangi antes de que ella se vaya al cuartel.

Kyoshi nota a Kelsang entre el personal de la cocina y, al notar la curiosidad de la maestra tierra, afirma que ha sido "desterrado", ya que Jianzhu cree que su presencia está causando que Yun soñe prematuramente con el aire control, y que está en la cocina para sentirse útil. Kyoshi lo besa en la mejilla y se ofrece a ayudar, lavándose las manos para luego agarrar una bola de masa para amasar.

Kyoshi piensa en todo lo que Kelsang ha hecho por ella, tratando de permanecer en Yokoya el mayor tiempo posible mientras ella crecía y convenciendo a Jianzhu de contratar a Kyoshi como sirvienta en su mansión. Ella señala que a pesar de que ha sido rechazada por la gente de Yokoya, un monje extranjero le había salvado la vida sin otra razón que la de que necesitaba a alguien, convirtiéndose en la persona más querida para ella. Es por eso que Kyoshi sabe que su comportamiento alegre es falso. Ella piensa en los rumores en la casa sobre el deterioro de la amistad una vez legendaria de Jianzhu y Kelsang, con el nómada aire que desaprobaba la acumulación de riqueza e influencia del sabio del Reino Tierra desde la muerte del Avatar Kuruk, ya que se suponía que se dedicaría únicamente a guiar a la reencarnación de Kuruk. A ella le preocupa la brecha entre los dos maestros y cree que puede no ser bueno para Yun.

Distraída por sus pensamientos, Kyoshi es incapaz de notar una nube de harina que sale volando de la mesa y la golpea en la frente, el polvo blanco nubla su visión. Ella mira de reojo a Kelsang, quien bromea diciendo que no era él sino un "maestro aire diferente". Kyoshi toma la harina de su cabello y le pide que se detenga antes de que Mui los eche. Sin embargo, él le dice a ella que se ve preocupada por él, y le explica que no está mal si se toma un descanso del negocio del Avatar, ya que le permite pasar más tiempo con ella, y sugiere que los dos se vayan de vacaciones a los lugares sagrados de los Nómadas Aire. Por mucho que a Kyoshi le guste la idea de compartir la compañía de Kelsang, ella le dice que no puede ir, ya que tiene trabajo, a lo que el monje pone los ojos en blanco y responde que no ha visto a alguien tan reacio a la diversión desde Abbot Dorje, lanzándole harina a la cara. Kyoshi se limpia la nariz y afirma que sabe cómo divertirse.

En ese momento, Mui da un silbido y declara que es "la hora de la poesía". El resto de los trabajadores se quejan y ella le pide a Lee que comience. El cocinero de la fila intenta con dificultad componer un haiku mientras trata de contar sus sílabas, y Mui se sorprende, reprendiéndolo por su falta de equilibrio, simetría y contraste, lo que hace que Lee arroje las manos al aire. La tía Mui luego pide que alguien interprete un verso decente.

Como no hay voluntarios, Kelsang comienza a cantar una chabola obscena popular entre los marineros y los trabajadores de campo. La sala estalla en risas, mientras Mui se escandaliza y le pide al monje que dé el ejemplo. Lee comienza a imitar a Kelsang, cantando una chabola desde la perspectiva de su enamorada, mientras un lavaplatos adivina que está interesado en Mirai, la hija del verdulero. Lee protesta, mientras el personal grita sobre él.

Otro trabajador le pide a Kyoshi que vaya a continuación, y ella comienza a cantar para demostrarle a Kelsang que sabe cómo divertirse. Mui desaprueba su canción, mientras Lee la incita, y Kelsang la mira con curiosidad. Ella golpea un trozo de masa sobre la mesa, creando su propia percusión, mientras encuentra fácil la improvisación y continúa, sintiendo como si otra persona, alguien mucho más a gusto con sus propios deseos, le estuviera dando las líneas correctas para expresarse. Una vez que termina su canción, Kelsang la agarra de la muñeca, mirándola. Su agarre la aprieta más fuerte, sus uñas extraen sangre tanto de su piel como de la de él. Cuando Kyoshi grita que la está lastimando, la habitación se vuelve silenciosa y Kelsang la suelta, preguntando a Kyoshi dónde aprendió la canción.

Notas de la producción[]

Continuidad de la serie[]

Revelaciones de los personajes[]

  • Kelsang es una figura paterna para Kyoshi.
  • La amistad entre los compañeros de Kuruk se ha deteriorado desde su muerte.

Trivia[]

  • Un "mercader bien vestido de Omashu" que regatea los precios de las coles con un oficial de adquisiciones de la Nación del Fuego, posiblemente hace referencia al comerciante de las coles de Avatar: La Leyenda de Aang, cuya primera aparición fue en "El Rey de Omashu".
Advertisement