Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
Este artículo es sobre el mundo real.

"Revelaciones" es el quinto capítulo de El Ascenso de Kyoshi.

Resumen[]

Kelsang y Kyoshi discuten la posibilidad de que ella sea el Avatar, en lugar de Yun. Él le da a Kyoshi una idea de por qué se cree comúnmente que Yun es el Avatar y le cuenta información importante sobre el Avatar Kuruk.

Sinopsis[]

Kelsang lleva a Kyoshi hacia un estudio vacío y polvoriento, se disculpa por lastimarla y explica por qué había perdido el control. Él le dice que cree que ella puede ser el Avatar. Kyoshi considera que esta es la peor noticia que había escuchado y le dice que está equivocado, ya que todos saben que Jianzhu identificó a Yun como el Avatar hace casi dos años. Kelsang responde que las tradiciones del Reino Tierra en torno a la búsqueda del próximo Avatar de Tierra se habían desmoronado después de la muerte de Kuruk, y que muchos sabios y maestros tierra del reino se sintieron abandonados por los espíritus y antepasados hasta que Jianzhu identificó a Yun. El maestro aire le explica que la forma en la que Yun había sido identificado no tenía precedentes, y que la historia arrojaría sobre él la sombra de la ilegitimidad. A Kyoshi le resulta extraño que Yun nunca le haya contado los detalles de la historia, lo que Kelsang supone que se debe a que Jianzhu se lo prohibió.

El monje le cuenta a Kyoshi sobre su estadía en la aldea Makapu mientras inspeccionaban el volcán. Cuenta que encontró a una multitud reunida alrededor de un niño con una tablero de Pai Sho, presionando a los turistas y dándoles confianza mediante el "truco de la bolsa ciega". Curiosamente, aunque se suponía que la táctica era una estafa, Yun en realidad estaba dibujando fichas al azar y ganando. Jianzhu notó que el niño estaba dibujando y jugando las estrategias favoritas de Kuruk que se mantenían en secreto para cualquiera, excepto para los compañeros del difunto Avatar. Jianzhu sintió un gran alivio al encontrar a Yun después del levantamiento de los Cuellos Amarillos, y sus dudas se disiparon una vez que vio la precisión de la Tierra Control del niño. Kyoshi expresa su confusión ya que cree que todo esto es prueba de que Yun es de hecho el Avatar. Sin embargo, antes de darle una respuesta, Kelsang pide que los dos salgan de la habitación.

Se abren paso a través de un pasillo, con Kyoshi sintiéndose incómoda ante la vista de tesoros tan caros. Entran en la pequeña habitación de la joven sirvienta, Kelsang señala su pesado baúl cerrado y su diario encuadernado en cuero en la parte superior, su única herencia de la época anterior a Yokoya, y recuerda lo valiosos y preciosos que son para ella los artículos.

Habiendo encontrado el coraje, Kyoshi finalmente le pregunta si él cree que ella es el Avatar debido a una canción estúpida que ella inventó, y él responde que ella "podría ser el Avatar" ya que la escuchó decir las líneas exactas de un poema que Kuruk escribió hace mucho tiempo. Cuando Kelsang se da cuenta de que necesita explicarse mejor, le pide a Kyoshi que guarde un secreto antes de contar que veinte años antes, los compañeros de Kuruk se desviaron hacia sus propias vidas separadas. Kuruk estaba viajando por el mundo cuando apareció en la puerta de Kelsang y le pidió que revisara una declaración de amor en forma de poema, que era exactamente como la canción que Kyoshi compuso. El Avatar lo había escrito para Hei-Ran, solo dos meses después de su boda con Junsik. El monje reprendió al Avatar por su egoísmo, por intentar arruinar la feliz relación de su amiga, y le hizo destruir la confesión. De todas maneras él se pregunta si hizo lo correcto, dado que Kuruk conoció a Ummi poco después y comenzó a desarrollarse la conocida tragedia. Kyoshi le asegura que hizo lo correcto, pero comienza a desarrollar una visión confusa de Kuruk.

Kelsang admite que desearía estar más seguro, pero señala que Yun está teniendo problemas con el fuego control y que Jianzhu se vuelve más extremo cada vez que se enfrenta a un revés. Kyoshi se sorprende de que su amigo no pueda hacer fuego control, mientras que el monje le dice que aunque Yun es el mejor candidato, también ella debe ser considerada si el único criterio es repetir cosas improbables que Kuruk hizo una vez. Kelsang agrega que no está del todo molesto por la complicación, y señala el mérito digno de Avatar de Kyoshi, como la humildad desinteresada, que ella niega. Él se disculpa con ella por no poder reunirse con sus padres como lo hizo con los otros niños del pueblo, ya que más información podría haber hecho la diferencia. Kyoshi responde con enojo que sus padres solo pensarían en tener al Avatar como hijo como un premio valioso, pero Kelsang le dice que estarían orgullosos de su hija sin importar qué, como él lo está. Kyoshi pide que mantengan la posibilidad en secreto entre ellos dos por un tiempo, ya que la revelación podría destrozar el rincón más pequeño del mundo que los dos se habían marcado para sí mismos. Kelsang está de acuerdo, al menos por un tiempo, pero finalmente tendrían que decirle a Jianzhu y encontrar la verdad juntos.

Kelsang se va y Kyoshi piensa de pie, sin sentarse. Piensa en la pesadilla de la situación y en cómo la revelación podría dañar la precaria situación política establecida por Jianzhu y Kelsang. Cuando Kyoshi piensa que la revelación del Avatar arruinaría la confianza que los sabios y la gente del mundo encuentran en Yun, escucha un golpe en la puerta y se da cuenta de que ha olvidado su deber con los regalos. Ella abre la puerta e, inesperadamente, no es Rangi, sino Yun.

Notas de la producción[]

Continuidad de la serie[]

  • Kelsang dice que, después de que Kuruk conoció a Ummi, comenzó a desarrollarse una tragedia, haciendo referencia a su encuentro con Koh el Ladrón de Rostros.[1]

Revelaciones de los personajes[]

  • Kuruk estaba enamorado de Hei-Ran.
  • Kelsang estaba siendo preparado para hacerse cargo del Templo Aire del Sur.
  • Se suponía que Yun era el Avatar debido a una táctica de Pai Sho que solo el Avatar Kuruk y sus compañeros conocían.

Referencias[]

Advertisement