Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
EmblemaEspíritus

La Niebla de las Almas Perdidas es una prisión para los humanos ubicada dentro del Mundo de los Espíritus, en donde no existen muros o barrotes, sino un espíritu que se manifiesta a sí mismo como una niebla de la cual no se puede escapar. Este espíritu hace que sus prisioneros humanos se vuelvan completamente locos.[1]

Historia[]

En el año 100 DG La, el espíritu del Océano, extrajo a Zhao del Mundo Físico y lo llevó a esta prisión, como castigo por intentar asesinar el Espíritu de la luna, Tui. Él está condenado a pasar la eternidad allí, buscando continuamente al Avatar Aang mientras el espíritu guardián de la prisión lo hace enloquecer.

En el año 171 DG, Jinora fue traída a la Niebla de las Almas Perdidas luego de ser capturada por Unalaq durante el intento de abrir el Portal Espiritual del Norte. Ella estuvo allí durante una semana, hasta que su padre, Tenzin, su tío Bumi y su tía Kya llegaron. Ellos fueron enviados a la prisión por un espíritu araña, para luego buscar la ubicación de Jinora. Allí fue donde se encontraron con Zhao, quien confundió a Tenzin por Aang. Poco a poco, Kya y Bumi se vieron afectados por el espíritu niebla y luego enloquecieron.

Espíritu adulto de Aang

El espíritu de Aang se muestra ante su hijo en la Niebla de las Almas Perdidas.

Tenzin intentó calmarse pero fue enfrentado en repetidas ocasiones por sus expectativas de ser justo como su padre. Luego, una imagen de Aang aparece ante su hijo, diciéndole que el no debía ser una imagen reflejo de él, sino que él debía ser una persona diferente, siendo él mismo. La mente de Tenzin se aclaró y la niebla se disipó temporalmente, permitiéndole a Tenzin encontrar a Jinora, Kya y Bumi para escapar de la prisión justo antes de que la niebla volviera.

Meses más tarde, Zaheer se teletransportó él mismo junto con Aiwei a esta ubicación y, sosteniendo que éste era responsable del fracaso del Loto Rojo en su intento de secuestrar a Korra, lo arrojó en la niebla.

Descripción[]

Niebla de las almas perdidas

En la niebla de las almas perdidas se encuentran gran cantidad de personas.

La Niebla de las Almas Perdidas luce como un valle rodeado de varios picos de tierra encorvados hacia dentro. En lo más bajo del valle está la niebla asentada donde los humanos caminan eternamente condenados a la locura.

La niebla ha demostrado ser inmune al ataque de los elementos, como el Aire Control, con el cual se disipa, pero consigue regenerarse y recomponerse con rapidez. La única forma conocida de poder liberarse de la niebla y sus efectos de manera efectiva es que el individuo acepte sus propias falencias y culpas, con lo cual se disipa y permite la posibilidad de escapar de la misma.

Curiosidades[]

  • En cierta medida, la Niebla de las Almas Perdidas sería el equivalente al Infierno de las religiones abrahámicas (Judaísmo, Cristianismo e Islam) en el Mundo Avatar. También guarda cierta semejanza con el Tártaro de la mitología greco-romana, que es un profundo abismo usado como una mazmorra de sufrimiento y una prisión para los Titanes. Éste se encontraba bajo el Inframundo, tan profundo a este como Gea (tierra) y Ponto (mar) lo eran a Urano (cielo). De acuerdo a Fedón (c. 400 a. C.) de Platón, era el lugar donde las almas eran juzgadas luego de la muerte y donde los malvados eran castigados. Tártaro es una entidad primordial al igual que Gea y Cronos (tiempo), con lo que se asemeja a la entidad espiritual que es la Niebla de las Almas Perdidas.

Referencias[]

Advertisement