Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
Este artículo es sobre el mundo real.

"La Herencia" es el undécimo capítulo de El Ascenso de Kyoshi.

Resumen[]

Después de la muerte de Yun y Kelsang, Kyoshi regresa a Yokoya para empacar sus pertenencias. Rangi decide huir con ella.

Sinopsis[]

Kyoshi tiene una visión de cuando tenía unos diez años. Un vendedor ambulante de fuegos artificiales vino y organizó un espectáculo para los residentes de Yokoya para celebrar el final de la primera cosecha. Kyoshi, quien se perdió el espectáculo debido a una fiebre, se despertó a la mañana siguiente y, sin saberlo, tropezó con el sitio donde el vendedor había lanzado los fuegos artificiales. Rodeada por un pozo de tierra quemada, la joven Kyoshi estaba aterrorizada de que la culparan por la destrucción.

Kyoshi, que se encuentra en el Estado Avatar, se siente similar a cómo se sintió en su visión al presenciar la destrucción que ha creado. Ella vuela hacia el cielo y deja escapar un aullido de animal. Cuando Kyoshi deja el Estado Avatar, cae al suelo y llora por la pérdida de Kelsang. Ella comienza a culparse a sí misma por la muerte del maestro aire, ya que lo alejó en lugar de escucharlo. Kyoshi lucha por respirar mientras ella solloza, mientras Jianzhu, que había cavado en el suelo para escapar, excava su camino de regreso a la superficie. De un salto y presa del pánico, ella se pone de pie y corre lejos del lugar.

Cuando está a punto de agotarse, ella encuentra a Pengpeng esperando donde la habían dejado. Pengpeng huele a Kyoshi y brama con tristeza, habiendo sentido que su conexión espiritual con Kelsang se disipa. Ella le dice al bisonte volador que su maestro se ha ido y se sube a su espalda. Pengpeng comienza a llevar a Kyoshi de regreso a Yokoya sin ser guiada para hacerlo. Mientras viajan, Kyoshi nota que las nubes de tormenta se acercan y le pide a Pengpeng que se apure.

Kyoshi tiene otra visión del mismo año en que se enfermó y sufrió con los fuegos artificiales. Kelsang había regresado a la aldea y estaba molesto con el granjero al que le había pagado, porque no se había hecho cargo de Kyoshi. Kyoshi parecía débil y hambrienta, lo que provocó que Kelsang le prometiera que nunca la dejaría por tanto tiempo. Sin embargo, Kyoshi estaba "más preocupada por la nueva moda de volar cometas que se había apoderado de los niños del pueblo". Kelsang notó que la joven Kyoshi miraba con ilusión las cometas en el cielo y se le ocurrió una idea: decidió volar en su planeador mientras Kyoshi lo sujetaba con una cuerda atada alrededor de su cintura.

Las gotas de lluvia despiertan a Kyoshi de su visión mientras vuela sobre la espalda de Pengpeng. Los dos logran llegar a la mansión justo cuando comienza la tormenta, y Kyoshi decide que dedicará su vida a vengarse de Jianzhu. Rangi, quien estaba caminando en la entrada de los sirvientes, le pregunta a Kyoshi dónde ha estado y qué ha sucedido; sin embargo, cuando el Avatar le cuenta todo, Rangi se tambalea hacia atrás con incredulidad. Kyoshi le dice que ya no puede vivir en Yokoya, y Rangi comienza a hacer preguntas sobre la historia de Kyoshi, tratando de entenderlo todo, y dice que, una vez que Jianzhu llegue allí, le hará explicar lo que realmente le sucedió a Yun y Kelsang. Kyoshi le grita que están muertos y que necesita irse. Empuja a Rangi sin decir nada más y se dirige a su habitación para empacar.

Kyoshi empaca la poca ropa que tiene, la tortuga de arcilla que recibió de Kelsang, el "hermoso traje de armadura de batalla verde que había usado en el iceberg" que Yun le había dejado guardar, y el diario de cuero de su madre en un saco. Kyoshi se precipita por el pasillo con sus pertenencias, asustando al personal de la casa para que no se le acerque. Ella se lamenta cuando la casa familiar le recuerda a Yun y Kelsang, pasa por la estación de corte de leña y se lleva un mazo con ella.

Ella camina bajo la lluvia y luego deja caer su bolso frente a un cofre que una vez perteneció a su madre. Kyoshi fuerza a abrir el baúl cerrado con el hacha; En el interior, hay dos abanicos de guerra, un tocado a juego y una bolsa de cuero con maquillaje. Ella saca cada artículo del baúl y deja al mismo en el barro. Ahora que terminó de empacar, Kyoshi se dirige a los establos, resbalando y cayendo bajo la lluvia al menos dos veces en su camino hacia allí. Rangi la está esperando con comida empacada que ella asume que Kyoshi se habría olvidado de tomar. Ella agarra la mano de Kyoshi y la coloca sobre la espalda de Pengpeng. Rangi toma las riendas y dice que tendrán que volar hacia el suroeste para evitar la tormenta. Kyoshi pregunta por qué Rangi viene con ella, a lo que la maestro fuego dice que aunque está confundida por lo que está sucediendo, no dejará que Kyoshi se adentre en la tormenta sin su ayuda. Kyoshi asiente con la cabeza y se llena de gratitud hacia Rangi, quien toma las riendas y le dice a Pengpeng que vuele.

Notas de la producción[]

Continuidad de la serie[]

  • Este capítulo marca la primera vez que Kyoshi toma posesión de su futura arma de elección, los abanicos de guerra, que se demostró que manejaba como adulta en "El Día del Avatar".
Advertisement