Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
EmblemaReinoTierra
Este artículo es sobre la celebración. Para el episodio, ver El Día del Avatar

El festival del Día de Avatar fue originalmente un evento local para conmemorar el aniversario de la muerte de su líder, Chin el Grande. La gente del Pueblo de Chin creía que el Avatar Kyoshi había asesinado su líder, así resentir al Avatar, un desdén que persistió hasta el día en que Aang visitó el pueblo. Cuando el pueblo fue atacado por los Rinocerontes Rudos y Aang los detuvo, el Avatar fue perdonado. Desde ese día en adelante, el festival del Día de Avatar se celebró en el nombre de Aang, en conmemoración de sus acciones para salvar el pueblo.

Historia[]

Fundador[]

En la era del Avatar Kyoshi, Chin el Grande fue invadiendo todos los rincones del Reino Tierra, teniendo aldea por aldea. Se quedó sin oposición hasta que Kyoshi se interpuso en su camino en el cuello de la península donde ella vivía. El Pueblo de Chin más tarde se fundó en ese lugar. Fue allí donde Kyoshi advirtió que no iba a sentarse pasivamente mientras Chin tomaba su casa, pero él insistió de todos modos y la desafió. Kyoshi entró en Estado Avatar y separo la península del continente, creando la Isla Kyoshi. A medida que el suelo se estremeció por el terremoto creado. Demasiado terco para salir del camino, Chin cayó en el mar donde se ahogó. Después de este día, la gente del pueblo Chin decidió rendir homenaje a su líder, y celebrar su odio hacia el Avatar y sus encarnaciones, en forma de un festival, así llamado el "Día del Avatar".

Celebración[]

El festival del Día de Avatar es un desfile de grandes carrozas de papel, vendedores de alimentos fritos, ciruelas confitadas y pastelitos de azúcar. El punto culminante de la celebración es cuando efigies gigantes de papel de los Avatares anterior desfilan por el pueblo y luego son incendiadas.

Cambio de la conmemoración[]

370 años de la celebración del Día de Avatar por aquí pasaron. El Avatar Aang y sus compañeros. Después de aprender sobre la celebración, el grupo decidió asistir, sin darse cuenta de su verdadero propósito. Cuando descubrieron que la celebración era en realidad un festival para rehuir el Avatar, Aang defendió sus encarnaciones anteriores. Él se sorprendió al escuchar que Kyoshi había matado a Chin el Grande. Con el fin de defender el honor del Avatar, Aang dejó al pueblo arrestarlo y llevarlo a juicio. Mientras tanto, Sokka y Katara viajaron a la Isla de Kyoshi para aprender más acerca de Kyoshi, con el fin de encontrar pruebas de la inocencia del Avatar. Aang no logró convencer a los aldeanos de su inocencia durante su testimonio. Como último recurso, Aang disfrazado de Kyoshi y sirvió como puente para su espíritu.

Kyoshi manifestándose

Kyoshi manifestándose a través de Aang.

Kyoshi dio su testimonio, declarándose culpable. Ella, sin embargo, explicó que la muerte de Chin era de su propia obra, y no directamente culpa del Avatar. Sin embargo, Aang fue condenado a ser hervido en aceite. Sin embargo, antes de que la sentencia pudiera llevarse a cabo, los Rinocerontes Rudos invadieron el pueblo, en nombre del Señor del Fuego, y comenzaron a destruirlo. El alcalde pidió a Aang ayuda, pero él se negó, diciendo que estaba destinado a ser hervido en aceite. Así, el alcalde cambió la pena de Aang al servicio comunitario. Aang sirvió a la comunidad derrotando a los Rinocerontes Rudos y salvar al pueblo de la destrucción total.

Para conmemorar las últimas acciones del Avatar, el festival del día del Avatar fue declarado en honor del Avatar Aang.

Apariciones[]

Avatar: La Leyenda de Aang[]

Libro Dos: Tierra (土)[]

Curiosidades[]

  • El plato principal servido durante este festival fue originalmente masa frita, pero después de Aang derrotó a los Rinocerontes rudos, el plato principal cambió a Aang en forma de pasta sin freír, en alusión a la forma en que el Avatar no fue hervido en aceite. Sin embargo, se evidencia en las expresiones de Aang, Sokka, Katara y, no a todo el mundo le agrado este cambio de menú.
  • La quema de las efigies de los tres Avatares es similar a la quema de la efigie del demonio malvado, Ravan, en el festival hindú de Dusshera, que celebra el triunfo del bien sobre el mal.
Advertisement