Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
Viejo Barrendero Ya entiendo. Nadie necesita al Viejo Barrendero.

Se ha solicitado la limpieza de este artículo para ayudar al crecimiento de Era de Raava, y hacer que cumpla con nuestros estándares de calidad. Los artículos en esta categoría suelen presentar muchas fallas ortográficas y mala redacción o traducción. Puedes editar la página o solicitar la ayuda de algún usuario con experiencia.

Raava peleando contra Vaatu

Durante esta era, Raava combatió contra Vaatu, evitando que él trajera la oscuridad al mundo.

La Era de Raava[1] comprende el periodo de tiempo antes del comienzo del ciclo del Avatar alrededor del año 9,828 AG, cuando Wan se convirtió en el primer Avatar.

Historia[]

Antes de la Era de Raava, Vaatu irrumpió en las barreras que separaban el mundo mortal y el Mundo de los Espíritus. Desde ese momento, las barreras dejaron de existir, permitiendo que cada vez más espíritus pasaran libremente de su mundo al mundo mortal, a través de los portales espirituales que están ubicados en los polos, para así comenzar a vivir en el mundo físico. Con esto, la gran mayoría de las tierras del mundo se convirtieron en las selvas de los espíritus. Los humanos, que alguna vez vivieron juntos, se dividieron para buscar refugio y protección en los lomos de los leones tortugas. Con el tiempo, la mayor parte de los registros de esta era se perdieron en la historia.

Cuando los humanos buscaban comida, dejaban la protección de sus asentamientos sobre los leones tortugas para aventurarse en la Selva de los Espíritus. Para su protección, el león tortuga les concedía el poder de un elemento hasta que ellos regresaran a sus ciudades, donde debían regresar la habilidad que se les había otorgado.[2]

Batalla en la Selva de los Espíritus

Bajo la influencia de Vaatu, las tensiones entre los espíritus y los humanos crecieron.

Tensiones con los espíritus[]

Los espíritus y los hombres no se llevaban bien entre sí. A excepción de los predecesores de los Nómadas Aire, los humanos atacaban a los espíritus y cazaban animales para alimentarse. Asimismo, los espíritus poseían y desfiguraban a los humanos, e incluso los mataban si invadían su cuerpo por el tiempo suficiente. Los únicos refugios de los eran los leones tortugas, con quienes los espíritus eran precavidos y respetuosos.

Durante un viaje a la selva de los espíritus desde el León Tortuga de Fuego, un hombre joven llamado Wan robó el arte del fuego del león tortuga para utilizar su poder y así robar la comida de los ricos para dársela a los pobres. El fue finalmente capturado por los Hermanos Chou y enviado al león tortuga para que le retirara sus poderes. Sin embargo, el león tortuga se apiadó y le permitió a Wan conservar el arte del fuego para poder defenderse en la selva de los espíritus, a donde fue desterrado permanentemente por sus acciones.

Wan caminó por la selva hasta llegar al oasis de los espíritus, el cual era protegido por el Espíritu Aye-aye, quien le negó la entrada por el concepto negativo que el espíritu tenía de los seres humanos. Luego de ver cómo Wan rescató a Mula de varios cazadores humanos, Aye-Aye cambió su posición y le permitió a Wan beber del oasis, llamándolo "apestoso".

Durante su exilio, Wan aprendió cómo perfeccionar el arte del Fuego Control con la ayuda de un Dragón, utilizando una técnica que luego sería conocida como la forma de fuego control, "el Dragón Danzarín".[2]

Convergencia Armónica[]

Raava se une a Wan permanentemente

Al fusionarse permanentemente con Wan, Raava puso fin a la Era de Raava para dar comienzo a la Era del Avatar.

Durante su búsqueda por otras ciudades de leones tortuga, Wan se encontró dos antiguos espíritus combatiendo el uno al otro. Aunque sus intenciones eran nobles, Wan fue engañado por Vaatu, el espíritu del caos y la oscuridad, para que le ayudara a escapar de Raava, el espíritu de la paz y la luz. Para enmendar su error, Wan se puso de lado de Raava para intentar vencer a Vaatu, ya que el espíritu de la oscuridad se volvía más fuerte al esparcir el caos, mientras que Raava se volvía más débil. Bajo la instrucción de Raava, Wan logró dominar los cuatro elementos antes de la Convergencia Armónica. Justo antes de que la Convergencia Armónica sucediera, Wan desafió a Vaatu en nombre de Raava. El espíritu de la oscuridad demostró ser demasiado poderoso para él, y en un intento de cambiar la situación, Wan llamó a Raava para que se uniera con él. Sin embargo, la presencia de Raava en el cuerpo de Wan le ocasionó demasiada presión, permitiéndole a Vaatu sujetarlo contra el suelo. Cuando los planetas se alinearon, señalando el momento de la Convergencia Armónica, Wan logró fusionarse permanentemente con el espíritu de Raava, creando así el espíritu Avatar. Con su nuevo poder, el logró aprisionar a Vaatu en el Árbol del Tiempo, para luego dirigir a todos los espíritus de vuelta a su mundo, y finalmente cerrar los portales espirituales para que ningún humano fuera capaz de entrar físicamente al Mundo de los Espíritus de nuevo para liberar a Vaatu.

Con la creación del Espíritu Avatar, la Era de Raava llegó a su fin y la era del Avatar comenzó. Con el reconocimiento de este nuevo comienzo, los leones tortugas renunciaron a su deber como protectores de la humanidad, afirmando que ellos no volverían a otorgar el poder del control sobre los elementos a los humanos.[1]

Figuras notables[]

Curiosidades[]

  • Los habitantes de las ciudades del león tortuga de Aire tenían tatuajes similares a los de los posteriores Nómadas Aire, con la diferencia de que éstos no terminaban con la forma de una flecha sino con la forma de una "T" con un pequeño punto azul.[1]
  • Durante la Era de Raava, el término "control" no era aún utilizado para referirse a la habilidad de manipular los elementos; aquellos que vivían durante la era simplemente se referían a esto como el "poder", así se tendría "el poder del fuego, del aire, etc".

Referencias[]

Advertisement