Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki
Este artículo es sobre el mundo real.

"El Espantapájaros" es uno de los cómics que aparecen en Historias del Equipo Avatar.

Resumen[]

Ambientado en algún momento después de Desequilibrio, el Equipo Avatar sale una noche, donde Momo se adentra en un huerto de calabazas. Toph siente a alguien cerca, y el grupo es atacado por una figura extraña con una espada. Logran luchar contra él, y el hombre los acusa airadamente de ser monstruos que quieren robar sus calabazas. Explica que un grupo de pequeños monstruos con alas se han estado comiendo sus calabazas, y Katara se ofrece a ayudarlo a llegar al fondo del problema.

Sinopsis[]

El Equipo Avatar está caminando una noche, cuando Momo se adentra en un huerto de calabazas. Aang le pregunta a Momo si huele algo, a lo que Katara bromea diciendo que podría ser Sokka. Sokka para su consternación, afirma que no huele mal, y se olfatea cambiando su opinión a que no huele "tan" mal. Momo toma una calabaza y Toph siente que algo anda mal. A Sokka le preocupa que ella también le diga lo mal que huele, cuando de repente aparece una figura detrás de él. La figura empuña una espada y llama a Momo un monstruo, amenazando con enseñarle a robar todas sus calabazas. Aang empuja a la figura con aire control, mientras que Katara le quita la espada de las manos. El hombre aterriza junto a Sokka, quien asegura al grupo que es solo un anciano. Sokka lo olfatea y asegura que también huele mal.

Katara interviniendo la pelea entre Aang y el granjero

Luego de que Aang comienza a discutir con el granjero que llamó a Momo un monstruo, Katara interviene.

Katara le ofrece una mano y dice que fingirá que él no trató de cortarles la cabeza. El granjero grita que sabía que ellos y sus monstruos regresarían para comerse el resto de sus calabazas. Cuando Katara intenta explicar que no tienen monstruos, él acusa a Momo de ser un monstruo. Aang se enoja, acunando a Momo y diciéndole al granjero que Momo es su amigo, no un monstruo. Mientras los dos comienzan a discutir, Katara salta entre ellos para intervenir. El granjero explica que un grupo de pequeños monstruos se habían comido sus calabazas, y Katara le asegura que el Equipo Avatar llegará al fondo del problema. Aang acepta felizmente, Toph responde sarcásticamente que suena mejor que comer e irse a dormir, y Sokka afirma con entusiasmo que no tiene miedo, y que normalmente es él quien asusta, lo que le da una idea a Katara.

Más tarde, el grupo ha montado a Sokka en un poste, vestido de espantapájaros. Sokka admite que está asustado y cambió de opinión. Katara y Toph le aseguran que estará bien, y Katara luego pide comprar algunas de las calabazas del granjero. Él le señala un agujero en el suelo donde escondió algunas calabazas, y el grupo las coloca alrededor de Sokka. Katara cree que falta algo y Aang sugiere una linterna de Jack. Toph controla una roca afilada y talla una cara en una calabaza. Sokka se niega a ponérselo en la cabeza, pero Aang se lo pone de todos modos mientras él, Katara, Toph y el granjero se esconden en un agujero que crea Toph.

Sokka asustando a los cuervos mapaches

Como un espantapájaros, Sokka involuntariamente logra asustar a los cuervos mapache.

De repente, un grupo de cuervos mapache aparece alrededor de la granja. Sokka bromea diciendo que se está poniendo "calabaza" allí, antes de que una abeja vuele dentro de su casco linterna de Jack mientras los cuervos mapaches lo rodean. Sokka comienza a entrar en pánico y agitarse cuando ve la abeja, lo que asusta a los cuervos mapache. Mientras continúa moviéndose, Katara espanta a los cuervos mapache. El granjero está encantado, pero teme que vuelvan los roedores regresen. Katara sugiere en broma que el granjero puede quedarse con Sokka, lo que lo enfurece.

Al día siguiente, el Equipo Avatar instaló un espantapájaros que está conectado a un molino de agua, para que se mueva constantemente. Aang demuestra lo que sucede cuando una ráfaga de viento lo golpea y el espantapájaros vuela por los aires, quedando asegurado al suelo con cuerdas. El granjero les agradece y les ofrece regresar cuando necesiten calabazas, y les sirve un poco de pastel de calabaza.

Véase también[]

Advertisement