Avatar Wiki
Advertisement
Avatar Wiki

La Batalla del Bosque Wulong fue una de las últimas batallas de la Guerra de los Cien Años, que coincidió con la liberación de Ba Sing Se. Una flota armada aérea de la Nación del Fuego, dirigido por el proclamado Rey Fénix Ozai, intentó usar el Fuego Control de potencia que mejora el cometa de Sozin para destruir el Reino Tierra. Para restablecer el equilibrio, Aang utiliza Energía Control para despojar al Rey Fénix Ozai de su Fuego Control. Aang se convirtió en un Avatar pleno y recuperó su capacidad de utilizar el Estado Avatar. Toda la flota de las aeronaves fue destruida, a excepción de una en donde estaba el Equipo Avatar. Las áreas circundantes fueron dañadas severamente. La victoria del Avatar en esta batalla efectivamente decidió el resultado de la Guerra de los Cien Años, con la derrota de la Nación del Fuego.

Historia[]

El día antes del eclipse, se señaló a la atención del Señor el fuego Ozai que los ejércitos de la Nación del Fuego estaban fallando para asegurar la victoria total sobre el Reino Tierra debido a las numerosas rebeliones en todo el continente. Varias de estas rebeliones fueron dando lugar a la pérdida de los territorios secundarios. Zuko aconsejó que era poco probable que las rebeliones se detendría mientras que la gente del Reino Tierra tenía esperanza para derrotar a la Nación del Fuego. Ozai dio la orden para que la flota de aeronaves incendiara al Reino Tierra, como un plan para callar esas rebeliones. Semanas más tarde, cuando Zuko se dio cuenta del plan de Aang para enfrentar el Señor del Fuego después del Cometa de Sozin, advirtió al Avatar de las intenciones de Ozai. Dos días antes de la llegada del cometa, Aang terminó en una misteriosa isla en el mar. Esta isla, resultó ser un león tortuga, donde se trasladó a Aang al sitio donde Ozai tenía la intención de comenzar su ataque contra el Reino de la Tierra, el Bosque Wulong . Mientras tanto, los miembros restantes del Equipo Avatar se reunió con la Orden del Loto Blanco. Luego de esto Zuko y Katara fueron a la Nación del Fuego para derrotar a Azula. Mientras tanto Sokka,Toph y Suki logran interceptar a la flota de dirigibles en su base en una isla cerca de la costa del Reino Tierra.

Batalla[]

Sokka, Toph y Suki fueron capaces de abordar una aeronave, secuestran la sala de control y desactivan toda la tripulación de la nave. Sin embargo, no fueron capaces de ponerse al día a la nave con la insignia del Señor del Fuego, que fue más allá, dejando luego el autoproclamado Rey Fénix Ozai sin oposición cuando comenzó a incendiar el bosque. Aang, sin embargo, estaba esperando a Ozai, y procedió a destruir el dirigible de Ozai con Tierra Control y Fuego Control, obligando a Ozai a impulsarse fuera de la nave para desafiarlo. Ozai alegremente declaró que si bien su padre y su abuelo no lo encontraron, el universo se había entregado al Avatar a él como un "acto de la providencia". Aang le preguntó a Ozai si podría detener su asalto al Reino de la Tierra, pero Ozai no tenía intención de dar marcha atrás y se enfrentó al Avatar en combate.

Fuego Control de Ozai aumentado por el cometa

Ozai y su fuego aumentado por el cometa.

Mirando el principio de este duelo, Sokka decidió que el Señor del Fuego y Aang debían luchar solos, y sugirió destruir la flota de dirigibles como estaba previsto. Sokka maniobro la aeronave secuestrada alrededor y se estrelló en las otras aeronaves. Sin embargo, no lograron dañar a todas ellas. Sokka y Toph se separaron de Suki cuando su nave comenzó a quebrarse, y se vieron obligados a continuar su intento para destruir a las otras sin ella.

Mientras tanto, Aang y Ozai parecían muy igualados en sus habilidades. Aunque Aang tenía los cuatro elementos a su disposición,el cometa mejoraba el Fuego Control de Ozai y Aang es forzado a defenderse. Ozai finalmente recurrió a un bombardeo de gran alcance de rayos. Sin embargo, Aang no quería matar a Ozai para poner fin a la batalla, así que eligió redirigir el relámpago en el cielo. Ozai se aprovechó de la misericordia de Aang y atacó, enviándolo a un lago poco profundo. Aang se salvó de una caída fatal con Agua Control, pero él levantó la vista para ver a Ozai volando, ansioso por reanudar su batalla. Abrumado y asustado, Aang se encierra a sí mismo en un escudo de tierra.Ozai se rió y se burló de él por su carácter pacífico, proclamando que era un nómada aire indigno de vivir en su mundo, antes de volver a atacar.

Dirigibles destruidos

La aeronave secuestrada por Sokka, Suki y Toph, estrellándose contra las demás.

Sokka y Toph siguieron destruyendo la flota de dirigibles. Toph utiliza el metal control para dirigir el timón de la nave, haciendo que la nave chocará contra las restantes. Los soldados de la Nación del Fuego encuentra y ataca a la pareja, Sokka toma la mano de Toph y salta a un lado de la aeronave. Trató de frenar su caída al pegar con su espada en el costado de la nave, y fue un éxito parcial. Los dos cayeron en una de las repisas de la nave rompiendo la pierna de Sokka en el proceso. Aunque la muerte parecía estar cerca de los dos con los soldados dispuestos a disparar contra ellos, ellos se salvaron de pronto por la caída de otra aeronave, operada por Suki, que se estrelló en la que ellos estaban. Más tarde se hizo evidente que esta aeronave fue la última de la flota.

Ozai destruye lentamente el escudo de tierra de Aang. Incapaz de soportar el calor que aumenta, el escudo se rompió, y Aang en un intento desesperado trató de desviar el fuego con Aire Control, siendo impulsado hacia atrás. Él fue empujado finalmente a una roca aflorando justo en la marca creada por el rayo de Azula, que inadvertidamente causó que su séptimo chakra se desbloqueara, provocando que pudiera entrar en Estado Avatar . Ozai, sin darse cuenta de lo que había sucedido, se burló y se acercó a Aang para acabar con él. Sin embargo, la mano brillante de Aang salió de entre los escombros y logró agarrar a Ozai por la barba. Sorprendido, Ozai intentó atacar, pero su Fuego Control fue desviado sin ningún esfuerzo por Aang. Aang lanzó una poderosa ráfaga de aire a Ozai, mandándolo a volar en dirección de una roca cercana.

El Avatar regresa[]

Aang furioso

Aang controlando los elementos en un orbe

Aang en el Estado Avatar reunió los cuatro elementos alrededor de sí mismo y atacó a Ozai. Mediante el uso de Fuego Control para impulsarse a gran velocidad, Ozai intentó escapar mientras Aang le persigue. Sus numerosos contraataques fueron fácilmente abrumados por el Avatar. Mientras que Ozai tuvo que esquivar los pilares de piedra, Aang simplemente arado a través de ellos sin ninguna pérdida de velocidad. Con el tiempo, Aang lo sorprendió con Agua Control y ató con grilletes de tierra sus miembros. Con las voces de todos los Avatares anteriores, Aang declaró que la Nación del Fuego había devastado el resto del mundo, y que Ozai ahora tiene que pagar el "precio final". Aang se procedió a dar el golpe final, una combinación de los cuatro elementos en un ataque, pero se negó a matarlo, saliendo del Estado Avatar. Aang libera a Ozai de sus grilletes. Por ello, Ozai se burla de Aang, diciéndole que a pesar de ser el maestro más poderoso del mundo, todavía era demasiado débil para matar. Trató de atacar de nuevo mientras Aang le daba la espalda, pero Aang sintió su movimiento a través del sentido sísmico y rápidamente lo atrapa nuevamente con los grilletes. Aang recordó lo que la tortuga león le enseñó, y utiliza otro tipo de control; la Energía Control para eliminar la capacidad de control de Ozai. La energía maligna de Ozai parecía engullir la energía pura de Aang, pero cuando todo parecía perdido, la energía de Aang envolvió completamente a Ozai. El resultado fue que Ozai perdió su Fuego Control permanentemente.

Agotados por la terrible experiencia, Ozai intentó atacar, pero fracasó debido a su pérdida de poder de flexión. Demostrando su control nuevamente encontrado sobre el Estado Avatar, Aang usa Agua Control para elevar el nivel del mar y por lo tanto apagar el Bosque Wulong. Finalmente, Sokka, Suki, Toph y Aang se reúnen cuando el cometa de Sozin ha partido.

Desenlace[]

Ozai en la carcel

Ozai es puesto en prisión después de la batalla en el Bosque Wulong

Ozai es removido de su puesto como Rey Fénix y Señor del Fuego, además es arrestado y encarcelado por sus crímenes contra el mundo. Seguido a esto, la soberanía de los pueblos y es restituida, regresando así el poder a los antiguos líderes de las naciones. Luego de que el trono quedará sin gobernante, el hijo de Ozai, Zuko, es coronado como el nuevo Señor del Fuego.

Cuando Zuko asciende al poder, declara la guerra terminada y libera a todos los presos de la Nación del Fuego. También anuncia su intención de mantener una alianza con entre él y el Avatar, y plantea la meta de seguir un camino correcto junto con el resto del mundo, que se hallaba dividido y asustado al finalizar la Guerra de los Cien Años.

Curiosidades[]

  • El orden en que Aang controló los cuatro elementos (aire, fuego, tierra, agua) en su orbe flotante es el ciclo de Avatar a la inversa.
Advertisement